4372123729_d77094c9d5_m

Trucos para retener a un hombre o Manual Práctico (sin fotos, cochinos) sobre el arte de publicar un post para caerle bien a un algoritmo de California

Trucos para retener a un hombre

Sí, soy –se supone- el director de Yareah Magazine, una revista de arte y demás cosas que, sinceramente, poco importan a los hombres de verdad –debería haber creado una revista porno de hecho pero me dijeron que entre la aristocracia no estaba del todo bien visto, o no-. En fin, que con tanta moda y demás me estoy volviendo un poco de la ‘otra acera’ así que voy a escribir este post para:

1.- Hacer una prueba con el SEO en google (dícese, poner un título y a ver dónde diantres salgo).

2.- Escribir un poco en español que a veces es agradable.

Así que allá vamos que está muy lejos:

 

Primer truco (hay que intentar repetir la palabra ‘truco’ y ‘hombre’ porque así el algoritmo de estos dos amigos nos premia, jeje).

Aunque os hayan dicho que hay que ser cariñosas y reírles los chistes y demás (que también) nunca hay que olvidar que, a pesar de eso de que hay que saber cocinar y demás tonterías (que francamente, nos da igual), el asunto principal para tener contento a vuestro intelectual compañero de cama es siempre el mismo y tiene cuatro sagradas letras pero, como pasa con el hebreo y su tetragrama sagrado, no debe ser pronunciado porque si no, al amigo google no le gusta… pero vamos que empieza con ‘s’ y termina con ‘o’ y por medio van una ‘e’ y una ‘x’ (robotito mágico que no lo pillas, y menos en Spanish).

Tened en cuenta que un buen trabajito siempre es bien recompensado y que tanta ópera y exposición de pintura cansa hasta al tío más pedante. Además, hay que esforzarse y ya se sabe eso de que cuanto más allá mejor y más. Por cierto, veinte minutos es lo suyo, y antes del fútbol mejor.

 

Segundo truco del almendruco (la verdad, con el primero ya hay más que suficiente).

Lo de hablar… tampoco es tan necesario. Hay que dar un poco de coba, sí… pero lo principal es un poco de ‘charleta’ para volver al primer punto en cuanto se pueda. Por cierto, cuando se termine hay que decir que joooo, qué buenooooo y esas cosas.

 

Tercer truco para retener a un hombre (por cierto, ¡repetir el título en el post también beneficia!)

No abusar del primer punto porque de lo contrario el hombre se cansa (jajjajaja, ¡que no! ¡Que cuánto más mejor!)

 

Bueno, os dejo esperando que el algoritmo me premie y tenga alguna visitilla que me la merezco. Semejante torrente de sabiduría no se deja ver tan fácilmente, y menos un domingo.

P.S: Vaya teatro el de Cesc. En fin…

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here